Inicio | Cursos | Convenios | Eventos | Asesorías | Contacto | Registro | Blog

MÁS ALLA DEL PLACER

La historia data de la existencia del chocolate desde casi 2.000 años antes de Cristo y ubica las tierras tropicales del sur de América, cerca a las cuencas del río Orinoco y el río Amazonas, como el lugar desde el cuál inició la diseminación del Theobroma Cacao (árbol de Cacao) hasta las tierras de México.

A través del tiempo, el chocolate ha sido parte de la vida humana cumpliendo con papeles alimenticios, placenteros y medicinales. Sus presentaciones varían de acuerdo a la época (y los recursos existentes en cada una de ellas) y los fines de su utilización, pasando desde el chocolate amargo compuesto casi completamente por Cacao hasta el chocolate blanco, una mezcla de un bajo porcentaje de cacao y una alta dosis de azúcar y leche.

Dentro de sus mayores virtudes, el chocolate se caracteriza por ser un antioxidante que previene enfermedades desde el cáncer hasta problemas del corazón, mejora la circulación (ayuda a relajar las arterias y abrirlas), ayuda a controlar el nivel de azúcar en la sangre, posee altas cantidades de cobre, magnesio, calcio, potasio y hierro, y cuenta dentro de su composición con elementos que ayudan al sistema nervioso a funcionar correctamente y a liberar endorfinas que nos hacen sentir bien. Además, el chocolate se ha convertido en un símbolo cultural del amor y la sensualidad; es un producto placentero para el paladar y aumenta la sensibilidad en aquel que lo consume.

A nivel mundial, diferentes culturas han trabajado con el chocolate dentro de sus respectivas gastronomías, y se han vuelto fuertes en su preparación de ciertas maneras propias y distintivas de cada región. Así, mientras Francia se ha especializado en los ganaches y pralinés, España ha hecho lo propio con el chocolate líquido y un poco condimentado. Por su parte, Inglaterra mezcla su chocolate con caramelo, frutas y menta; y el chocolate Suizo se distingue por su presentación cremosa en tabletas.

Partiendo de esta realidad, Chef Mont ofrece a las personas interesadas en el chocolate, un curso de cocina en el que puedan aprender las diferentes recetas y formas de preparar este producto en el transcurso de un mes dividido en cuatro clases (una semanal) de tres horas cada una.
Al final del curso, las personas tendrán el conocimiento necesario para llevar a cabo recetas que cuenten con el chocolate como base y le impriman un exquisito sabor a cualquier ocasión que se vaya a celebrar.